Wiki Jojopedia
Advertisement
Wiki Jojopedia

La Juventud con Dio (ディオとの青春, Dio to no Seishun?) es el cuarto arco argumental de Phantom Blood.

Narra los esfuerzos de Jonathan por derrotar a su hermano Dio, quien se ha convertido en vampiro usando la Máscara de Piedra.

Resumen

George sacrificándose por Jonathan.

Portando la Máscara de Piedra y luego de apuñalar a George cuando este protegía a su hijo, Dio utiliza la sangre de este para activar la Máscara, de la cual aparecen púas que penetran su cráneo. El Inspector de policía le ordena al grupo de oficiales que le disparen a Dio, el cual ríe maliciosamente. Estos lo acribillan y el Brando atraviesa una ventana y cae fuera de la Mansión Joestar, quedando tirado en el suelo bajo la fuerte tormenta, sin aparente vida. Gravemente herido, George le da a su hijo el anillo de bodas que le perteneció a su madre. Jonathan se arrepiente por todo debido que sabe que pudo esquivar ese cuchillo, pero el ver la Máscara lo sorprendió y lo dejó vulnerable.

El inspector cree que todo lo ocurrido es culpa suya y revela que hace 20 años atrás, cuando aún era un joven policía, atrapó al padre de Dio, Dario Brando, con el anillo de bodas de George, el cual había robado. Alegre por haber recuperado un objeto tan valioso para un noble, el joven oficial le hizo saber al Joestar sobre el objeto robado. George fue hasta la comisaría y confirmó que el anillo le pertenecía. Contento por ese hecho, el futuro inspector le contó que una sortija como esa debió de haber sido hecha por un famoso joyero y debido a eso interrogaron a uno, el cual reveló que él creó el anillo para George. El oficial le preguntó a este último si su sortija junto a la de su esposa formaban una pareja. Esto hizo que George recordara a su amada y se le humedecieran los ojos. El joven oficial llevó a George hasta la celda de Dario, quien se atemorizó al verlo. El Joestar, de repente, le contó a los policías que él le regaló el anillo al Brando, por lo que exigía que lo sacaran de la celda. George le dijo al Brando que si él viviera también en la pobreza, habría hecho lo mismo, dándole su sortija y pidiéndole que comprara algo para su familia y rectificara su vida.

De vuelta en el presente, George le pide a Jonathan que no odie a Dio y se adjudica la culpa de todo lo sucedido con él. Le cuenta a JoJo que era estricto con él porque era su único hijo y que quizá Dio se sintió menospreciado por ello. Como una última petición, George le pide a Jonathan que entierre a Dio junto a su familia. Así, el Joestar muere en manos de su querido hijo.

Dio convertido en vampiro.

Speedwagon nota que el cadáver de Dio desapareció, y rápidamente se aleja de la ventana, advirtiéndole al inspector que hiciera lo propio. No obstante, este no reacciona a tiempo y Dio le desgarra la mitad superior de su cabeza. El nuevo vampiro aparece.

Speedwagon, Jonathan y los policías están estupefactos por el hecho de que Dio no haya muerto a pesar de los disparos que recibió y, por si fuera poco, por haber asesinado de esa manera al inspector. El Brando entra a la Mansión y comienza a acercarse al grupo. Jonathan toma el arma de uno de los oficiales y le advierte a Dio que se aleje, pero este hace caso omiso a sus advertencias. JoJo es incapaz de jalar el gatillo, pero Speedwagon saca su arma y le dispara a Dio en la cabeza. Para sorpresa de los presentes, el Brando casi ni se inmuta ante el disparo e incluso lame parte de la sangre que brota de la herida. Jonathan es incapaz de creer nada de lo que ocurre ni que la Máscara tuviera tales capacidades.

Dio salta al techo y se sostiene del mismo, y con dos de sus dedos atraviesa el casco y el cráneo de uno de los policías para luego levantarlo del suelo con facilidad. Entonces Dio comienza a succionar la sangre del oficial drenando también su vida, dejándolo poco a poco más seco. Cuando termina, Dio lanza el cuerpo contra los demás uniformados y golpea a uno de ellos; la fuerza del lanzamiento es tal, que tanto el cadáver como el policía se despedazan. Las partes de ambos cuerpos golpean a los demás policías, matándolos. Una pierna llega a darle a Speedwagon en el brazo y se lo rompe.

Aunque aterrado, Jonathan ve el cadáver de su difunto padre y se llena de coraje; toma una lanza que sostiene una armadura de decoración y planea usarla como arma. A pesar de su miedo, JoJo decide derrotar de una vez a Dio para evitar que salga de la Mansión y cause más muertes, atribuyéndose también la culpa de la transformación vampírica de su hermano. Jonathan deduce que la debilidad de la Máscara debe de estar relacionada con la caída de la antigua civilización que la creó. Speedwagon no cree que Jonathan sea rival para Dio y le pide que huya. Es incapaz de ayudar a JoJo debido a que tiene el brazo y varias costillas rotas, las cuales le están perforando el pulmón. Con enfado, Speedwagon se limita a ser meramente un espectador.

Jonathan teoriza que la Máscara despierta el potencial escondido del cerebro, por lo que decide que la manera de derrotar a Dio es destruyendo su cabeza, y especialmente ahora que este ya no es un humano, está lleno de determinación para hacerlo. Speedwagon se da cuenta de que el cadáver del policía al que Dio le succionó su sangre comienza a moverse y de repente se levanta como un zombi para succionar la sangre de Speedwagon. Este último, incapaz de moverse, está aterrado por su aparente muerte, pero Jonathan llega y destroza la cabeza del zombi con su lanza. A pesar de ser un monstruo, a JoJo le duele tener que matar a su hermano y le pide fuerzas a su padre para hacerlo.

Dio, quien aún estaba en el techo, salta hacia Jonathan para atacarlo, pero este último apunta su lanza hacia el vampiro y atraviesa su mano, sosteniéndolo en el aire. No obstante, Dio utiliza su inmensa fuerza y con la mano que tenía atravesada, dobla la lanza y la parte en dos, clavándose la punta del arma en el hombro de JoJo, hiriéndolo. Dio le pide a Jonathan que lo deje disfrutar de sus nuevas habilidades un poco más, pero cuando se gira, tanto JoJo como Speedwagon desaparecieron.

Dio nota un rastro de sangre que sigue hasta detrás de una cortina. Mientras se acerca a esta última, el Brando le pide a Jonathan que deje de intentar luchar contra él, pues era una estupidez. No obstante, cuando Dio abre la cortina encuentra un gran incendio con Speedwagon y JoJo detrás, quien le dice que no es estupidez, sino coraje. La cortina en llamas cae sobre el Brando y comienza a arder, pero su capacidad regenerativa cura rápidamente sus quemaduras para luego tomar una silla envuelta en fuego y lanzarla contra los dos hombres. Jonathan empuja lejos a Speedwagon y le ordena que huya ya que él no tiene nada que ver con esa lucha. JoJo toma un mandoble colgado de la pared, lo clava en el suelo y lo utiliza para impulsarse hacia el piso superior. Este se toma del suelo del segundo piso y logra subir a pesar de seguir teniendo la punta de la lanza incrustada en su hombro y de las advertencias de Speedwagon. Una vez arriba, Jonathan provoca a Dio y lo incita a subir por él. El vampiro acepta aún a sabiendas de que solo lo hace para darle una oportunidad a Speedwagon de que escape y se deshace de su ropa en llamas. Amenaza con succionarle la sangre a JoJo para curar sus heridas y hacer lo propio con Speedwagon, y comienza a subir por Jonathan "caminando" por la pared con gran facilidad.

Jonathan le pide a su padre que preste fuerzas a las llamas para que reduzcan a cenizas la Mansión. Mientras, Speedwagon es consciente de que JoJo subió al segundo piso solo para salvarlo, pero también afirma que planea otra cosa. Se acerca la confrontación final: Jonathan llega hasta el tejado de la Mansión, pero de repente Dio atraviesa el techo y le intenta dar una patada a JoJo. No obstante, este último utiliza la parte de la lanza que tenía incrustada para bloquear el ataque de Dio. Al estar en un momento de vida o muerte, Jonathan ve su juventud con Dio en un instante, llenándolo de determinación para ajustar cuentas con él.

Speedwagon revela el plan del Joestar: espera a que las llamas crezcan para aumentar su temperatura y que de esa forma superen a la capacidad regenerativa de Dio. A pesar de eso, su preocupación más grande está en que si JoJo hace eso, él también podría morir.

Dio y Jonathan cayendo a las llamas.

Jonathan se lanza contra Dio y logra sujetarlo, lanzándolo junto a él a través del agujero que causó el Brando, comenzando a caer ambos hacia las llamas dentro de la Mansión. Lo único que no ha perdido JoJo es su vida, y está dispuesto a sacrificarla con tal de detener a Dio. No obstante, este último es consciente del peligro que podrían suponer esas llamas para él y está decidido a no morir, por lo que para liberarse del agarre de Jonathan lo golpea con sus piernas, rompiéndole varias costillas. JoJo suelta a Dio por el golpea, el cual atraviesa la pared con su mano y así evita seguir cayendo, comenzando a jactarse de estar por encima de la humanidad y que ningún humano detendrá su conquista mundial.

Mientras cae, Jonathan se da cuenta de que la parte de la lanza que tenía en su hombro está cayendo junto a él, por lo que la toma y logra clavarla en la pared, deteniendo su caída, y también la usa para impulsarse e intentar tomar a Dio. No obstante, el impulso es insuficiente y no lo logra alcanzar, pero JoJo no se rinde y usa su cinturón para sujetar el pie del Brando y jalarlo, logrando de esa forma que vuelva a caer. Jonathan apuñala a Dio con el cuchillo que este utilizó para asesinar a su padre y vuelve a sujetarlo firmemente. El vampiro, confiado en sus poderes, cree poder liberarse del agarre de JoJo de nuevo y utiliza su fuerza sobrehumana para romperle ambos brazos; no obstante, Jonathan no está dispuesto a dejarlo escapar nuevamente y sigue sujetándolo.

Dio empalado y ardiendo.

Aunque impresionado, Dio se jacta de que ambos caerán al abismo en llamas, pero que solo él podrá lograr escapar gracias a su capacidad regenerativa mientras que JoJo morirá calcinado. No obstante, este último le pide fuerzas a su padre y utiliza la pared para impulsarse y cambiar la dirección de su caída, dirigiéndose ahora hacia la Estatua de la Diosa del Amor, la protectora de los Joestar. Dio cae sobre la punta de la estatua y queda empalado, y sin posibilidades para escapar, este arde lentamente y se da cuenta de que su perdición fue subestimar el coraje y fuerzas de Jonathan.

Afuera de la Mansión Joestar, Speedwagon ve que JoJo logra salir del lugar atravesando una ventana y salvarse. Frente a ellos, el hogar de los Joestar se derrumba mientras es devorado por el incendio.

Apariciones

Capítulos

Volumenes

Episodios del Anime

Navegación

Capítulos
1234567891011121314151617181920212223242526272829303132333435363738394041424344
Volumenes
12345
Arcos Argumentales
Episodios
123456789
Advertisement